Carrito de compras Carrito 0 Producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos
Total envío  A determinar
Total
Continuar comprando Pasar por caja

Categorías

Fabricantes

Proveedores

Conoce el BDSM y Bondage

Publicado el : 05/04/2018 17:31:54
Categorías : Bondage y BDSM

Vamos a empezar viendo que significan las siglas BDSM: Bondage, Discipline, Sadism y Masochism. Seguramente que estas palabras ya te hayan asustado, pero no te preocupes, el BDSM no tiene por que ser sólo Bondage (restricción del movimiento). Además todos estos términos son arropados por juegos sexuales seguros y consensuados por ambas partes. Lo que si te recomiendo es que antes de iniciarte en el BDSM te asegures de tener una mentalidad abierta y sobre todo de estar preparad@ para experimentar y disfrutar.

                                  

En algún momento de nuestras relaciones nos han sujetado o hemos sujetado las manos, pues bien, imagínate que en lugar de hacerlo con las manos lo hacemos con una cinta de seda o raso, con unas esposas... ésta sería una versión más light del BDSM y a su vez la forma más indicada para iniciarse. Se puede utilizar una fusta, un pequeño látigo o incluso se pueden utilizar disfraces para interpretar de una forma más doméstica los roles de dominante-dominado. Es muy importante dar rienda suelta a las fantasías sexuales tanto del hombre como de la mujer, pero es mucho más importante la comunicación en la pareja. 

¿Cómo empiezo?

Cuando hablamos de BDSM a todos se nos viene a la cabeza en señor Grey y sus escenas  de dominación extrema, pues bien, si nos estamos iniciando será mejor que nos olvidemos de él por el momento. 

Como os decía anteriormente lo más importante es que antes de empezar mantengáis una conversación con vuestra pareja o amante. Los dos debéis conocer cuales son las preferencias y los límites del otro, a quién le gusta que le aten y a quién no, la elección de los objetos que vais a utilizar (esposas, fustas, cintas...) que nos gusta hacer y que nos hagan... pero sobre todo debéis establecer "claves" para utilizar en el caso de que queráis que aumente el ritmo, que lo aminore o que pare directamente. ¿Os acordáis de "rojo y amarillo"? eran las palabras clave que utilizaba el señor Grey ante este tipo de situaciones. 

                                  

Límites: Normalmente siempre son los mismos: dolor y humillación. Los dos tenéis que tener muy claros los límites de cada uno, qué y cuánto sois capaces de soportar y sobre todo aseguraros que si uno de vosotros utilice la palabra clave para aminorar o parar el juego, ésta se cumpla a rajatabla. Por eso es muy importante la confianza y la comunicación en la pareja. Se trata de que sea placentero para los dos y no de que se convierta en una experiencia que no queráis volver a repetir. 

Reglas: Las que vosotros queráis y acordéis mutuamente, por ejemplo, una vez sepáis el papel que va a desempeñar cada uno de vosotros, también podéis acordar los "castigos", es decir, si el sumiso no cumple una orden del dominante, éste ultimo puede parar para "castigarle" con unos azotes y después seguir con el juego. 

Un truco: Algo que os puede servir para que todo se desarrolle con más fluidez, es que el dominante de vez en cuando le haga alguna señal al sumiso para saber si le esta gustando, si necesita aminorar o parar directamente. Ésto sobre todo os puede servir para si en lugar de sólo ser atados sois amordazados. 

                                   

Una cosa más: mucho ojo con los maltratadores. Si si, en el mundo del BDSM los maltratadores se mimetizan de una forma increíble. Un dominante nunca espera que se le obedezca a la primera y a rajatabla sin antes haber hablado con la persona que le va a ofrecer sumisión. Un dominante siempre conoce los límites de su pareja o amante y los respeta en todo momento, establece las palabras claves antes de empezar cualquier sesión y nunca comenzaría una relación dominante-dominado sin antes haber mantenido una conversación con la otra persona para aclarar todos estos puntos y respetarlos. 

Los dominantes sienten una profunda admiración y respeto por sus dominados, entonces, si ves cualquier indicio totalmente opuesto a todo lo que yo te he contado en este post, por favor huye. 

Espero te haya servido toda esta información para hacerte una idea de lo que es este mundo, y si te han entrado ganas de probarlo no dejes de pasar por nuestra tienda bdsm para echar un vistazo a los juguetitos sexuales que te ofrecemos relacionados con este tema.

Diviértete y disfruta tu sexualidad.

Share